Los “ruidos” de la vida

Desde que nos levantamos, hasta que volvemos a acostarnos estamos rodeados de “ruidos” de todo tipo, y  no solo se trata de ruidos externos, además de estos están los  ruidos “ladrones de tiempo” y también aquellos que proceden de nuestro interior . Mónica Prado nos lo explica de manera clara y concisa.

Ruidos exteriores e interiores

Los ruidos exteriores e interiores

” Para mí los ruidos de la vida son los las distracciones en las que caemos que entorpecen llegar a los más altos fines de nuestra existencia (de los que habla entre otros el padre de la homeopatía Samuel Hahnemann)

Nos bloquean el camino a conseguir nuestro propósito de vida y son de lo más variados, desde los llamados ladrones de tiempo (televisión, internet, futbol…), pasando por nuestros propios pensamientos erróneos, la inflexibilidad de cambiar nuestro mapa (p.n.l.), relacionado con una identificación excesiva con los acontecimientos que vivimos, también influyen el apego a lo material, a las emociones, los miedos, el estar más en el pasado y/o en el futuro que viviendo el aquí y ahora (que promueve la terapia Gestalt)

A veces estamos tan saturados con el día a día, todo lo que “hay que hacer”, o incluso de la supervivencia, que nos olvidamos de nosotros/as mismos/as, ocupados con hijos, casa, trabajo, etc.

A medida que pasa la vida también podemos tener decepciones, en ocasiones con relaciones de personas muy allegadas que nos sorprenden negativamente, que nos enganchan con lo que pasó o con el querer cambiar algo que no está en nuestras manos y también nos bloquean el camino hacia adelante.

Puede que tengamos cambios importantes que no acabamos de asumir y nos damos un “baño de ruidos” que nos impiden acabarnos de adaptar a la nueva situación, separaciones, fallecimientos, enfermedades, en mi caso por ejemplo el cambiar de de un trabajo estable, de muchos años con un horario rígido a uno mucho más flexible en el que organizarme el tiempo me ha costado lo indecible y siempre encontraba distracciones “importantes” que me apartaban de mi objetivo.

Los ruidos más tangibles, de la calle y los electrodomésticos, también influyen, como lo hacen algunos olores y tantas ondas a las que estamos sometidos (telefonía movil, wifis, etc) que a los más sensibles nos acaban dando dolor de cabeza.

Hoy me parece un buen día para publicar esta reflexión, con la intención de próximamente desgranarla en los diferentes “ruidos” también dando pautas para superarlos.

Y en esta superación es importante encontrar un tiempo y un espacio para uno/a mismo/a, en el que resituarse en el camino, ya sea con coaching, terapia, meditación, etc.

Un abrazo gestáltico.”

Mónica Prado

Gestalt coach
Trainer P.N.L.
Naturópata-homeópata

Para contactar con Mónica Prado podeis llamar al 633350006.

Desde Ecoalimentaria Barcelona os aconsejamos llevar una vida sana, comer sano, practicar algún deporte y encontrar ese tiempo y espacio que todos nos merecemos.

Share
Esta entrada fue publicada en General, Terapias alternativas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los “ruidos” de la vida

  1. Lemon dijo:

    En ocasiones la vida es quien nos dirige a nosotros y no nosotros quien dirigimos nuestra vida. Un artículo interesante y personal. Gracias por compartirlo con nosotros :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>