Navidad sostenible

Navidad de despilfarro vs Navidad sostenible

Con el calendario de adviento empiezan los preparativos navideños en la mayoría de hogares. Muchos celebran el Papa Noël, o el Santa Claus, otros esperan la llegada de los Reyes Magos. Te comentamos cómo compatibilizar la vertiente comercial de las fiestas con nuestro deseo de vivir una Navidad sostenible.

Traducido a lenguaje doméstico, en la mayoría de hogares se sale a comprar montón de regalos y juguetes para los que no hay tiempo suficiente de jugar.

¿Has visto cómo se llenan los armarios de juguetes en estas fechas? ¿Te has planteado si realmente llena de ilusión duradera? En algunas familias es exagerado, y valdría la pena reflexionar para preparar unas Navidades más sostenibles.

A más regalos, más armarios necesitaremos, y más grande tendrá que ser nuestra casa. ¿Total para qué? Si con poco, pero bien elegido, podemos ser mucho más felices.

Ideas para unas Navidades más sostenibles

Algunas pautas que pueden ayudarnos a reflexionar y a consumir menos pero llenarnos más, y quizás construir valores con ello:

  • Menos es más. Unos pocos regalos se recuerdan más y usan mucho más que si son demasiados. Con la abundancia se pierde la ilusión.
  • Regala calidad. Un objeto o juguete de calidad entusiasma y se usa mucho más que otro barato y de poca calidad. En cierta ocasión le regalaron a mi hijo un Hummer «made in China». Fue caerse de la caja mientras la abría y ya se rompió, sin más.
  • Conoce los gustos. En lugar de regalar varios juguetes y a ver cuál le gusta, regala uno de aquel juego o deporte que has visto que le apasiona y que sabes que le hará aplicarse más. El valor didáctico y la adecuación a los intereses del niño o niña es importante.
  • Regala experiencias. Sobre todo para jóvenes y adultos, que ya tienen prácticamente de todo, una buena opción es regalar una experiencia, tipo una salida de fin de semana, un descenso en kayak, un curso de finde de BTT o de danza, etc. No es un regalo material y puede ser un recuerdo inolvidable.
    Ahora sí, asegúrate que se pueda cambiar o reembolsar por si yerras en la propuesta de experiencia.
Regala experiencias para Navidad

Regala experiencias para Navidad

  • Haz un regalo sentimental. Durante muchos años cada pareja de la familia, jóvenes, padres y hasta abuelos, se preparaba un regalo sentimental y sorprendía a todos en la sobremesa tras la comida navideña.
    Unos escenificaban una historia conocida por la familia y hacían reír a todos, otros se preparaban un canto, o una poesía con un toque de acidez benévola. O bien hijas y sobrinas se preparaban una pequeña obra de teatro, que disfrutaban tanto en su preparación como el día de escenificarla, y esto las unía mucho pues las hacía cómplices de los preparativos.
    De hecho, estos eran los mejores regalos de todos, los que más ilusión hacían y más buen recuerdo dejaban. El coste es simbólico y el éxito encomiable.
Regalos sentimentales para navidad

Regalos especiales para Navidad

  • Regala cosas útiles. A veces basta con observar qué hace falta durante el otoño y retenerse de comprarlo para que sea sorpresa en Navidad. ¡La espera aumenta la ilusión!
  • Haz un regalo ecológico. Muchas webs te ofrecen montón de ideas de regalos eco o de Comercio Justo, y con tu compra haces que este tipo de comercio sea una realidad.
  • Salidas cercanas. ¿Quieres aprovechar varios días festivos seguidos para salir fuera? Elige destinos cercanos con encanto: una casa rural no muy lejana, unos días de montaña cubriendo una zona, con cumbres o valles según sea el caso, …
  • Y come saludable. Evita los atracones. Cocinar con cariño puede ser mejor que preparar platos caros y grasientos solo porque sea Navidad. Reduce el consumo de carne cuyo exceso no es nada saludable. Haz platos más ligeros y decóralos para que resulten tan o más festivos.
    El turrón, poco y bueno, como el turrón ecológico que servimos en estas fechas.

Son solo unas ideas. En este artículo de regalos de navidad para siempre encontrarás algunas más, y seguro que tú puedes aportar unas cuantas más, y si quieres puedes compartirlas en los comentarios.

¡Feliz Navidad Sostenible!

Share Button
Esta entrada fue publicada en Ecología, General. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.