¿Por qué comer ecológico?

Por principios, por salud, por ecologismo, por justicia, por respeto a la naturaleza, por sabor, por simpatía … Hay varias razones por las que podemos apostar por la comida ecológica. Véase:

Mejor nutridos: los alimentos ecológicos tienen un contenido superior en vitaminas, oligoelementos, antioxidantes y otras fitomoléculas, según diversas comparativas.

Es normal, si a una planta la sobrealimentas con abono industrial (KPN: potasio, fósforo y nitrógeno), los demás nutrientes del suelo no pueden competir y no son absorbidos. Luego la planta con déficit de Cu, Mo, Mg no puede sintetizar la misma cantidad de vitaminas, antioxidantes y otras sustancias que cuando crece sin que fuercen su ritmo.

Mejor sabor: por la razón expuesta antes, una planta ecológica desarrolla una paleta más completa de sabores. Se nota mucho al comparar las insípidas patatas industriales con las sabrosas patatas eco, o con la zanahoria. Y se acentúa aún más en las especias. Hemos comparado un mismo plato de pasta con sofrito de tomate y orégano: a un lado del plato usamos orégano ecológico y al otro orégano del super, y os aseguro que notareis y mucho la diferencia. Parecidas pruebas con curry o con otras especies me convencieron de que al no empobrecer la nutrición del vegetal se le permite desarrollar la gama completa de aromas.

Respeto al medio ambiente: la agricultura de proximidad y a pequeña escala tiene mucho menor impacto sobre el medio ambiente, a nivel de erosión del suelo, pérdida de biodiversidad, emisiones de CO2, intoxicación de acuíferos y del entorno, etc. Si queremos que nuestros campos vuelvan a poblarse de mariposas y mariquitas, no podemos uniformar el campo con extensos monocultivos rociados de pesticidas.

Más sano: es una cuestión de equilibrio en los nutrientes, y sobre todo de ausencia de tóxicos en la comida. ¿Para qué vamos a rellenar nuestro cuerpo con residuos de pesticidas que son bioacumulativos y difícilmente conseguiremos eliminar? ¿Para qué tomaremos múltiples E en conservas y otros alimentos industriales cuando su efecto sobre la salud es discutible?

Los protocolos para establecer los límites de seguridad de un tóxico (aditivo o pesticida) se basan en evitar la intoxicación aguda pero no contemplan la intoxicación crónica ni el cóctel de aditivos. Por intoxicación crónica entendemos la ingesta de pequeñas cantidades pero a largo plazo, que se van acumulando. Y el cóctel de aditivos y de pesticidas hace referencia al efecto no evaluado y posiblemente sinérgico cuando actúan conjuntamente unos con otros.

¿No es sospechoso que la tasa de cánceres en población no cese de aumentar? ¡Despertemos!

Por justicia: el modelo económico de 4 latifundistas y 4000 jornaleros enriquece a unos pocos y mantiene empobrecidos a los otros. Como el modelo de distribución de los alimentos en 4 grandes cadenas tipo Carrefour o Eroski enriquece a sus dirigentes manteniendo a su plantilla con sueldos mileuristas. Es mejor apostar por la producción y la venta a pequeña escala, que permite trabajos menos esclavizantes y que exista un tejido social, tanto agrario como ciudadano.

Por soberanía alimentaria: el 75% de la alimentación española está en las manos de 4 empresas. Ello por no hablar de los campos que estamos perdiendo en manos de inversores extranjeros, parte de los cuales se dedica a producir alimentos transgénicos o biocombustibles: alimentamos a los coches en lugar de a las personas. Ello nos vuelve vulnerables.

Por simpatía: simpatía hacia el campo y hacia los animales de granja, a que sus condiciones de vida (ya que no de sacrificio) sean llevaderas, sin permitir el hacinamiento y el trato absolutamente esclavizante que hacemos de gallinas ponedoras, vacas, etc. Este amor que desbordamos hacia nuestros animales de compañía, quizás también deberíamos depararlo para aquellos que luego nos sirven de sustento.

Por valores: ¿Es normal que para ahorrarnos unos € aceptemos y potenciemos tantos despropósitos como los enumerados? En los años 60 no existía la actual agricultura industrial, no había llegado la mal llamada Revolución Verde, y las familias gastaban un 40% de su presupuesto familiar en alimentarse. Ahora sólo gastan el 20% de su mensualidad, a base de tomar alimentos uniformados y empobrecidos.

¿Y el otro 20%? Pues sirve para otros menesteres, de más ocio, de devolver el préstamo del tocho, etc. Sin apenas apreciarlo, hemos cambiado nuestros valores. Quizás sea momento de replanteárselo.

Ecoalimentaria Barcelona

Comida ecológica, sana y vital

Joan Garcia Arnal

Ingeniero Químico

Master en Agroalimentaria

 

 

Share
Esta entrada fue publicada en Alimentación ecológica. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¿Por qué comer ecológico?

  1. Angel dijo:

    Hola! Yo no hace mucho que empecé a consumir productos ecológicos, a raíz de que me pasaron este artículo http://www.ecoalgrano.com/blog/te-animas-a-comprar-productos-ecologicos/ empecé a buscar información e investigar hasta que no solo es ecologica mi comida, sino que también intento que mis productos tanto de limpieza personal como del hogar sean así.
    Espero poder probar pronto vuestros productos, porque tenéis una buena cantidad de ellos!

  2. Lemon dijo:

    Genial el artículo. Sumo uno con vuestro permiso. POR SALUD. Al fin y al cabo los cultivos ecológicos están libres de pesticidas y otros añadidos que hacen que sus frutas y hortalizas sean más sanas y naturales que las de otro tipo de cultivos.

  3. Naturenter dijo:

    Nos sumamos y reconocemos la labor que realizáis en la difusión de la salud y sostenibilidad a través del consumo de productos ecológicos. GRACIAS y por si queréis conocernos os invitamos a nuestra tienda: http://www.naturenter.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *